Viajar solos con un bebé en avión: lo que nadie cuenta

Cuando tenemos que viajar solos con un bebé en avión, todo un universo de dudas e inseguridades se nos vienen a la cabeza. Y es que claro, cuando vamos acompañados de papá, mamá o cualquier otra persona, todo es más fácil. No obstante, por mi propia experiencia viajando sola con un bebé de 21 meses, en este post os vamos a dar toda una serie de tips para facilitaros dicha experiencia al máximo.

Y si queréis saber más sobre viajar con bebés en avión os invitamos a leer ¡nuestra super guía completa!

¡Empezamos!


COMO ORGANIZAR LA MALETA

Empacar solo lo necesario

Lo primero a tener en cuenta es intentar ir lo más ligero posible en este sentido. Muchos pensarán que con un bebé es imposible ¡Pues os aseguro que no lo es jeje! Y, ¿cuál es la clave? Sobretodo, tener claro que la mayoría de cosas que necesita vuestro bebé las podéis comprar directamente en el lugar al que viajéis. De esta manera, evitáis cargar con todas ellas desde casa.

A la hora de organizar la maleta, poned lo imprescindible para vuestro bebé en lo equivalente a la duración del trayecto y hasta llegar al hotel. Una vez allí, podréis salir a comprar lo necesario. Generalmente, esto equivale a lo que utilizáis en casa durante una jornada o jornada y media en pañales, agua, comida. También, calculad las mudas y ropa necesaria para la totalidad del viaje. Consejo adicional, poned siempre un poco de más que de menos pero sin pasarse. Recordad que la idea es ir lo menos cargados posible.

¿Qué tipo de maleta llevar?

Siguiendo la línea de viajar ligeros, siempre puede ser más cómodo llevar una mochila de espalda que una maleta de ruedas. Simplemente, porque tendréis las 2 manos libres para vuestro bebé. Haciéndonos una idea, vais a tener que cargar con éste, una maleta a la espalda, puede que con el carrito o incluso alguna bolsa de más. Por lo que cuanto más libre tengáis las manos, más fácil os resultará todo.

En la estación de tren de Cádiz dirección al aeropuerto de Sevilla con una maleta a la espalda y bebé Avril. No llevé más nada con el fin de facilitarme la vida.

¿Qué accesorios me llevo para el bebé?

Dependiendo del destino y tipo de viaje, para viajar solos con un bebé en avión, podéis llevar el portabebé, el carrito o ambos. Viajando solos, el portabebé suele ser un gran aliado. La ventaja de éste, es que no hay que facturarlo, podéis subir y bajar del avión con él y transportar a vuestro bebé durante todo el viaje. Pero si vuestro bebé es más grande y ya pesa bastante, también podéis llegar con vuestro carrito hasta la puerta del avión (no lo facturéis en este caso) y recogerlo a la salida. En tal caso, contra más ligeros y compactos sean mejor. Hay algunos que incluso ya se admiten en cabina o bajo el asiento dentro del avión. Buenos ejemplos son el GB pockit y el Yoyo. Para viajar solos con un bebé en avión os recomendamos no llevar otros accesorios pues éstos no harán que sobrecargaros innecesariamente.


EN EL AEROPUERTO

Facilitarse el paso por el control

Para pasar por el control y no morir en el intento, es bueno que sepáis algunas cosas. Al llegar al mismo, tendréis que poner en la cinta todo lo correspondiente: maletas, carrito…etc. En lo que respecta a la maleta, colocad en la parte superior de la misma una bolsa que contenga todo lo líquido (colonia, maquillaje, agua, pasta de dientes…). También, preparad de manera accesible todo lo que sean aparatos electrónicos (como cámaras de fotos, ordenadores…etc) Esto es lo que generalmente se pide que se saque y se coloque en bandejas separadas. De esta manera, no tendréis que volveros locos sacando cosas como locos y controlando al bebé al mismo tiempo.

Haced exactamente lo mismo con la comida y bebida del pequeñín pues son controladas en una máquina a parte. Luego podréis recuperarlas y meter todo de nuevo en vuestra maleta, pero, al haberlas ubicado en la parte superior antes de salir de casa, no os supondrá problema.

Si lleváis a vuestro baby en el portabébé, tendréis que sacarlo y hacerlo pasar por el control con los brazos extendidos. Luego pasaréis ustedes. La pena es cuando están dormidos, pues en la mayoría de los casos no queda otra que despertarlos. Con respecto al carrito, éste hay que pasarlo por la cinta al igual que las maletas.

Llevad igualmente vuestro billete y el del bebé junto con los DNI o pasaportes a mano, porque os lo pedirán al pasar. Una vez todo controlado, podréis proceder a ordenar vuestras cosas. En este momento no estresaros y tomad vuestro tiempo para hacerlo con calma. Estáis viajando solos con un bebé y se comprende que no tenéis manos para todo ¡No dudéis igualmente en pedir que os ayuden en caso de ser necesario!

Usar los carritos de los aeropuertos

Siempre nos han parecido muy prácticos, y, a la hora de viajar solos con un bebé en avión, pueden echar un gran cable. Estando sola con la mía en el aeropuerto, puse la mochila y mi bolso en la parte baja del carrito y mi chaqueta de base en la parte superior para sentar a la peque. Esto me facilitó el desplazamiento dentro del aeropuerto y considero que todos los que vayan solos pueden utilizarlos para facilitarse la tarea. Especialmente para aquellos que no vayan con carrito de bebé como fue mi caso.

No obstante, es necesario decir que estos carritos no siempre permiten poner a un pequeño dentro ya que realmente no están hechos para este fin (y viene indicado). Sin embargo, cuando no queda otra, si hay que echar mano de ellos, pues de manera puntual se hace.

Son generalmente gratuitos y suelen estar disponibles en diferentes puntos del aeropuerto, especialmente a la salida de los controles de seguridad. Ellos, al menos, no dirán no ¡a ser paseados en uno de éstos!


SUSCRIBETE AL BLOG AQUI


EN EL AVION

Despegue y Aterrizaje

Al igual que para los adultos, estos dos momentos pueden ser los más molestos para un bebé. Para evitar que se les taponen los oídos y puedan llorar por la molestia, se recomienda darles succión antes y durante el despegue y el aterrizaje, ya sea el pecho, el biberón o un chupete. Podéis leer más sobre ésta y otras cuestiones en nuestra guía completa para viajar con bebé en avión.

El asiento del bebé

Como también explicamos en nuestra guía, respecto a este tema, podéis viajar con el bebé sentado en vuestro regazo o llevar el asiento del coche homologado reservando plaza a parte. No obstante, a la hora de viajar solos con un bebé, es mejor optar por tenerlo sobre ustedes compartiendo asiento. Simplemente, porque evitaréis cargar con otro accesorio que suele ser bastante pesado y nada fácil de transportar, como es la sillita del coche. En tal caso, no olvidéis el portabebé, ya que para ir al baño o para cualquier desplazamiento dentro del avión os vendrá bien.

Avril sentada sobre nosotros y jugando con los paneles del asiento.

Los indispensables para el bebé durante el vuelo

A pesar de intentar ir lo más ligero posible, siempre debéis llevar un mínimo de cosas para vuestro bebé. Y en este caso, se resume a que no les falte de nada durante el vuelo hasta el momento que podáis comprar el resto de cosas necesarias. Entre los indispensables no podéis olvidar: pañales suficientes para la jornada de viaje, toallitas limpiadoras, agua y comida (ya sea leche, potitos, fruta, yogurt, etc), una o dos mudas y algo de abrigo (que siempre viene bien por el aire acondicionado de los aviones y los cambios de temperatura). También incorporad sus cremas y medicamentos de base en la misma bolsa.

Nosotros, en cuanto a medicamentos, siempre llevamos con nosotros:

  • Paracetamol especial bebés
  • Crema hidratante
  • Suero fisiológico
  • Algodón
  • Tiritas
  • Desinfectante
  • Termómetro
  • Arnidol o arnica para los golpes
  • Probiótico para niños
  • Repelente de mosquitos y barrita para las picaduras
  • Otros adaptados a nuestro bebé

Organizad la comida para que os ocupe el menor espacio posible. Hoy en día hay pequeños tetrabriks que ya venden la fruta y los yogurts en formato práctico para la calle y los viajes. Incluso los podéis encontrarlos vacíos para quienes prefieran hacerlos caseros.

Ahora, también hay la ventaja de que la mayoría de los vuelos, ya sean low cost o internacionales, ofrecen bebidas y cosas de comer incluyendo menús para los mas pequeños (nuggets, pasta, patatas, ensaladas…etc). A pesar de que suelen ser algo caros, pueden ser un desavío para aquellos que viajen con bebés que ya comen de todo. La cosa es que, saber que también podéis comprar ciertas cosas dentro del avión, tranquiliza en todos los sentidos.

¿Ventanilla o pasillo?

Pues, dependerá de la edad de tu bebé. Para aquellos que aun no andan, la ventanilla puede ser un gran distraimiento. Mientras que para los que ya les va la marcha, poder dar paseos por los pasillos puede ser una buena manera de entretenerlos sin molestar constantemente al resto de pasajeros. No obstante, recordar, que por seguridad, lo ideal es mantenerlos sentados con el cinturón de seguridad el máximo tiempo posible. Aunque no sea siempre fácil.

Distraer al bebé durante el vuelo

Al viajar solos con un bebé en avión, el distraimiento de éste dependerá exclusivamente de ustedes. En vuestra maleta o mochila, preparad una pequeña sección dirigida a su entretenimiento: algunas páginas en blanco o pequeño cuaderno para colorear, cuaderno de pegatinas, memos o juegos de cartas de formas y animales, libros o cuentos, juegos de manos…etc. E incluso, cuando ya nada funcione, podréis optar por dar una vuelta por el pasillo o ponerles juegos o dibujos en el móvil o pantalla del asiento. Hoy en día hay aplicaciones como Netflix o similares donde podéis descargar directamente algunos capítulos para que los puedan ver sin necesidad de conexión a internet.


EN DESTINO

El tipo de destino

Aconsejamos elegir un destino tranquilo y seguro pero, sobre todo, cómodo. Teniendo en cuenta que estáis solos para encargaros de vuestro pequeñín, optar por un lugar que os permita relajaros y disfrutar con él.

Si vais a visitar a la familia o amigos, como ha sido mi caso, una manera de cargar con lo estrictamente necesario es, hacerles una lista para que ellos os compren lo correspondiente. De esta manera, sí que tendréis la tranquilidad de poder llevar los mínimo durante el viaje y de que a vuestro bebé no le faltará de nada una vez llegados a destino. Simple y fácil.

Elegid un destino que os permita sobre todo disfrutar con vuestro bebé.

Hospedajes

El hospedaje es también un elemento a tener en cuenta a la hora de viajar solos con bebés. Un pequeño estudio con cocina integrada suele ser de las mejores opciones. Aunque hoy en día también hay hoteles que ofrecen un mínimo en las habitaciones (como micro-ondas, calentador de agua…) Escoger lo que mejor se adapte a ustedes y a la edad de vuestro baby.

Igualmente, y si no lleváis coche propio, es mejor elegir un hospedaje que pueda ofreceros servicio de recogida en el aeropuerto. No olvidéis en cambio especificarles que necesitáis sillita para el bebé. Este servicio suele tener un suplemento de tarifa según los casos pero consideramos que por comodidad merece la pena.

También hay establecimientos que ofrecen actividades organizadas. Podéis preguntar y ver si tienen alguna adaptada para hacer con vuestro bebé (como la visita de algún monumento o lugares en concreto). En este caso y por la tarifa indicada, todo lo organizan ellos y a ustedes solo os quedará pasarlo bien.

Y en cuanto a la localización, mejor uno céntrico (que os evite desplazamientos en transporte público constantes) para descubrir el lugar con tranquilas baladas y de ser posible que ofrezca actividades para bebés y niños (piscinas interiores y exteriores, zonas de juegos, monitores y animadores…etc) Teniendo en cuenta todo esto, seguro que os facilitaréis el viaje y disfrutaréis a tope con vuestro bebé.


Booking.com

Planificación del viaje

No olvidéis planificar vuestro viaje por adelantado con el fin de evitar problemas. Verificar bien las fechas antes de reservar. Indicad a vuestro alojamiento la hora de llegada en caso de saberla. Esto os asegurará tener la habitación disponible a vuestra llegada. Y comprad los tickets de lo que vayáis a visitar por adelantado, y de ser posible con la opción corta-fila. Hay monumentos en los que las personas con bebés son prioritarias ¡pero otros en los que no! Así que tener las entradas por adelantado puede ahorraros muchas esperas. En definitiva, pensadlo todo bien, pues cuanto más organizados vayáis todo os resultara más fácil con vuestro bebé.


15% DE DESCUENTO EN VUESTRO SEGURO DE VIAJE FAMILIAR POR SER LECTOR GRATIS AQUI


TAMBIEN PUEDES LEER

Guía completa con bebé en avión

Necesitan los bebés pasaporte para viajar

Los 6 mejores portabebés de viaje

10 razones para viajar en familia


Esperamos que todos estos consejos os ayuden a la hora de viajar solos con un bebé en avión y para cualquier duda o consulta podéis dejadnos un mensaje aquí abajo ¡Os responderemos con mucho gusto!

Y si te ha gustado ¡ayúdanos y comparte!

Tags: , ,

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:

Desde Viajandodo te informamos que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando este formulario serán tratados por Lourdes Pérez. La finalidad es poder moderar los comentarios a los artículos publicados en el blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que tus datos se guardarán en la base de datos alojada en Webempresa, nuestro proveedor y hosting y MailChimp, nuestro proveedor de email,  pero solo para poder mostrarlos en este artículo. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@viajandodo.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web viajandodo así como consultar nuestra Política de privacidad.