Un fin de semana de esquí en familia


Llega la temporada de invierno y, con ella, el tan esperado retorno de la nieve para los amantes del esquí. Incluso el descubrimiento para aquellos que no han disfrutado nunca de este deporte.

Cuando hablamos de esquí en familia, hablamos desde cualquier punto de vista: una pareja, una pareja con abuelos, una familia con niños pequeños, una familia con hijos ya adolescentes o adultos, un grupo de amigos, un solo progenitor con un niño… En fin, cualquier variante vacacional que se pueda dar.

En cualquier caso, hay unas cuantas necesidades básicas que debemos conocer y cubrir. Porque la improvisación, ya se sabe, puede salir muy bien o puede que hayamos hecho muchos kilómetros y ni siquiera encontremos alojamiento o pase para la pista. Por eso, es importante hacer nuestra reserva con tiempo suficiente. Nuestra recomendación, para un fin de semana de esquí con Esquiades.com.

Cuando confiamos en páginas especializadas como Esquiades.com, tenemos la seguridad de que dormiremos en un lugar con referencias y de fácil acceso a la pista. Sobre todo, tendremos los pases forfait junto a nuestras noches de hotel a un precio mucho más asequible que contratándolo por separado.

En conclusión, unas reservas combinadas en páginas especializadas nos ofrecen ofertas y seguridad.

Por otra parte, es importante saber que un viaje a la nieve para esquiar es apto para todos. Solo se necesita curiosidad y ganas de divertirse. Podemos esquiar por libre o coger clases adaptadas a cualquier nivel, edad y preferencia.

Por lo que puede que seamos expertos en este deporte y que ya conozcamos todas las necesidades que vamos a tener, pero puede que no. Por eso, hacemos un pequeño listado con estas necesidades para asegurarnos de que estos inconvenientes no nos estropearán el viaje:

  • Alimentación: puede que en las noches de hotel tengamos contratada una pensión completa. Esto es un buen método si queremos dedicar la mañana a la pista de esquí y la tarde a descansar o realizar otra actividad, pero pasando por la habitación. Si lo que queremos es aprovechar el día y pasarlo del tirón hasta llegar rendidos a la cama, podemos aprovechar los restaurantes que siempre hay en casa pista de esquí. Por supuesto, si alguien tiene necesidades alimenticias especiales, tendrá que asegurarse de que las puede cubrir. Lo mismo sucede con un bebé, con quien podemos acudir a esquiar, por supuesto, aunque habrá que asegurar unos mínimos de tiempo en una temperatura más idónea. Pese a que ya tengamos la ropa adecuada.
  • Ropa: este es un apartado importante para pasar un buen día en la nieve. Tener ropa adecuada, impermeable y suficientemente caliente, nos asegura que podremos pasar unos días cómodos. Este equipamiento puede comprarse o alquilarse. Quizá si vayamos a ir un fin de semana, no merezca la pena comprar. Si nos gusta tanto que repetimos más veces, podemos plantearlo.

Para los niños, bueno… los niños crecen muy rápido. De año en año será difícil que puedan aprovechar el mismo equipamiento.

Cuando hacemos nuestra reserva, con los pases de pista, debemos asegurarnos de que cubre ciertos aspectos. Hay distinción entre servicios y programas para esquiadores y para turistas, pero todos deberían cubrir las mismas características, adaptándose a cada perfil.

  • Teléfonos de urgencias y transporte de urgencia
  • Uso de los remontes
  • Seguro obligatorio de viajeros (que nos indemnizara de daños corporales o físicos por el mal estado de las pistas)
  • Seguros en casos de accidente, de responsabilidad civil (contratación a parte del forfait)

Tener monitores cualificados para realizar las clases de esquí o actividades en la nieve nos proporciona seguridad a la hora de organizar nuestro viaje.

Podemos obtener beneficios como:

  • Disfrute y aprendizaje del esquí
  • Actividades complementarias al esquí, o alternativas
  • Entretenimiento y diversión mientras se hace deporte
  • Nuevos amigos
  • Contacto con la naturaleza y el paisaje
  • Fortalecimiento de lazos familiares o de grupo
  • Turismo cultural y gastronómico

Hay algunos elementos que debemos tener en la mochila si viajamos con niños (y sino, también):

  • Crema de sol
  • Guantes de repuesto
  • Pañuelos
  • Pequeña merienda
  • Gorro (para cuando se quiten el casco)
  • Agua

Una recomendación importante para los niños. Ojalá no pase nunca nada malo, pero debemos ponerles algún tipo de identificación. Se la podemos guardar en un bolsillo, a modo de muñequera o collar. En esta identificación debe aparecer su nombre, edad, número del adulto a cargo y número de teléfono. Además de algún dato que se quiera aportar por su relevancia, como una alergia o alguna enfermedad.

Es igualmente importante decirles a los niños a quiénes deben acercarse si se perdieran, quienes son las personas que los pueden ayudar en caso de cualquier necesidad en la que no estuviéramos cerca.

Con esta breve guía, tenemos un buen comienzo para disfrutar de un viaje a la nieve y disfrutar del maravilloso deporte que es el esquí, o las guerras de bolas.

Y si te ha gustado ¡ayúdanos y comparte!

Tags: , ,

Deja una respuesta

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:

Desde Viajandodo te informamos que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando este formulario serán tratados por Lourdes Pérez. La finalidad es poder moderar los comentarios a los artículos publicados en el blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que tus datos se guardarán en la base de datos alojada en Webempresa, nuestro proveedor y hosting y MailChimp, nuestro proveedor de email,  pero solo para poder mostrarlos en este artículo. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@viajandodo.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web viajandodo así como consultar nuestra Política de privacidad.